Instituto Carolina Estrada de Martínez (A-243)

Educando con Amor para la Vida
Jueves 12 de Diciembre de 2019

Pastoral

Nuestro Patrono

 

Vicente de  Paul nació en las afueras de la aldea de Puy, un pueblito muy pobre al suroeste de Francia en 1581.  Su niñez la pasó en el campo ayudando a sus padres en el pastoreo de las ovejas. Desde pequeño era sumamente generoso en ayudar a los pobres.

Los papás lo enviaron a estudiar con los padres franciscanos y luego en la Universidad de Tolouse. A los 20 años, en 1600, fue ordenado sacerdote ,época en que Francia era azotada por la pobreza.

A medida que fue creciendo tuvo muchas aspiraciones como cualquier otro joven, pero un día reflexionó sobre  una frase de Jesús que había leído muchas veces pero no siempre había meditado: “Lo que hagáis hagáis a  uno de estos pequeños, mis hermanos, los pobres, a Mí me lo hacéis”.

A partir de allí se dio cuenta que NO BASTABA con “ Amar a Dios” y  nada más, pensando : ¿De qué sirve revestir a Jesucristo de sederías en su templo si dejamos que padezca frío afuera? Entonces decidió entregar su vida a los pobres con el  objetivo de REDIMIRLES DE SU POBREZA y AYUDARLES A ADQUIRIR SU DIGNIDAD DE HOMBRES.

Un 17 de abril de 1625, junto a otros jóvenes,  formó la “CONGREGACIÓN DE LA MISIÓN”,  cuyo objetivo era: “Anunciar el evangelio a los pobres y ayudarlos en sus miserias”.

Por otra parte,  las mujeres que querían demostrar su amor a Dios entregando su vida totalmente para cumplir el mismo objetivo,  formaron la Compañía de las “Hijas de la Caridad” (fundada el 29 de Noviembre de 1633) de la mano de Luisa de Marillac,  con el apoyo permanente de  Vicente de Paul.

Luego bajo el impulso de Vicente, se fueron organizando algunas mujeres en asociaciones laicas (de caridad) .  Acudían a las necesidades de los pobres y enfermos,  principalmente a los niños más desamparados, huérfanos o abandonados por sus madres. Época de   plagas,  guerra y  hambre , que azotaban  Francia. Así , las “Asociaciones de Damas de Caridad” los recogía brindándoles lo indispensable para vivir y crecer, convirtiéndose en sus Protectoras.

En sus últimos años su salud comienza a deteriorarse, no impidiéndole inventar y dirigir nuevas y numerosas obras de caridad. Lo que más le conmovía era que la gente no amara a Dios. Exclamaba: “No es suficiente que yo ame a Dios. Es necesario hacer que mi prójimo lo ame también”.

El 27 de septiembre de 1660  pasó a la eternidad a recibir el premio prometido por Dios a quienes se dedican a amar y a hacer el bien a los demás. Tenía 80 años.

El impacto fundador de san Vicente sigue vivo en todo el mundo a través de sus dos congregaciones: “Congregación de la misión” (sacerdotes)  e “Hijas de la Caridad” (religiosas) y de  innumerables organizaciones laicas (Conferencias de san Vicente,  Asociaciones  de caridad, Equipos marianos, voluntarios vicentinos …) que siguen haciendo vivo el Evangelio, a su estilo vicenciano,  “misionando, trabajando por amor en orfanatos, hospitales, geriátricos, psiquiátricos, escuelas, etc…. Con el único objetivo de AYUDAR A TODOS (sin distinción de raza, nacionalidad, religión o sexo)  a descubrir su SER persona conscientes de su propia DIGNIDAD COMO SER HUMANO E HIJO DE DIOS, demostrando que CRISTO ESTÁ RESUCITADO  en todos.

 

¿Por qué decimos que San Vicente es Santo ?

Principalmente se debe tener en claro que el santo ha sido una persona común y corriente demostrando  en su vida ,con hechos concretos , que se puede ser un cristiano “en serio”. No refiriéndonos a una persona perfecta sino que se esforzó por cambiar (con la ayuda de Jesús) aquellas cosas que debían ser cambiadas.

Entenderemos entonces que Vicente no nació santo, se hizo santo. Comenzó su sacerdocio con el único objetivo de hacer una carrera brillante, pero pasó por severas pruebas que le fueron templando su carácter “bilioso y amargo”, como él mismo lo definiera.

Recordaría un día , con dolor: “Estando yo en el colegio de los padres franciscanos vino a verme mi padre. Y me negué a recibirlo porque era un pobre campesino, rengo y harapiento, con lo que incurrí en una falta grave”. Más tarde Vicente aceptaría y amaría a su padre “tal cual era” y trabajó incansablemente para transformar su carácter, tomando como modelo a San Francisco de Sales.

Hizo votos de dedicar toda su vida a socorrer a los necesitados y consagrándose totalmente a la caridad es como comienza su verdadera historia gloriosa.

Luego de su muerte, el 27 de septiembre de 1660, la Iglesia estudió su vida y su obra, y luego de un tiempo es , primero beatificado : el 13 de agosto de 1729 y luego canonizado el 16 de junio de 1737. Destacando su figura como MODELO DE CRISTIANO y como PROTECTOR e INTERCESOR entre Jesús y nosotros, escuchando nuestras oraciones y presentándoselas a Jesús unidas a su propia oración.

El Santo Padre León XIII proclamó a este sencillo campesino como Patrono de todas las asociaciones católicas de caridad.

San Vicente nos recuerda permanentemente que TODOS – sin excepción- podemos llegar a ser santos.

Proyecto

El carisma de San Vicente de Paúl enraizado en el seguimiento de Jesucristo evangelizador y servidor de los pobres, ilumina toda la obra pastoral del Instituto. La espiritualidad vicentina es misionera: ”Quien dice ser misionero, dice ser llamado para trabajar por la salvación a imitación de Jesucristo, nuestra vocación es continuación de la suya”. 

Este estilo de seguir a Jesús se hace visible en toda la obra pastoral del colegio Carolina. El compromiso asumido respecto a esta espiritualidad hace que la Comunidad Educativa oriente a ese fin la instrucción catequística y realice actividades como: convivencias en la Parroquia Corazón de Jesús, retiros, cenáculos, celebraciones eucarísticas mensuales y visitas a Santuarios Marianos como excelentes medios para desarrollar y hacer crecer una fe madura.

Amparados por la Virgen de la Medalla Milagrosa, patrona de nuestra escuela y bajo su protección, se busca conocer y experimentar a Jesús cercano, tanto a los alumnos como a las familias.

 

 

Plan Pastoral

OBJETIVOS GENERALES:

“Profundizar en Cristo nuestra Fe, caminando juntos, en misión permanente”

PROPÓSITOS:

• Fomentar el interés, el gusto y el amor por la Vida de Jesús.

• Celebrar la Fe, la Esperanza y la Caridad , en comunidad.

 

Ya desde el Nivel Inicial, la pastoral está orientada a que los niños vivan cada encuentro catequístico, sintiendo a Jesús como “el mejor amigo”, vivenciando esta fe a través de canciones, juegos, dibujos, imágenes, videos, títeres y celebraciones sencillas adaptadas a su edad.

En el Nivel Primario se privilegia el conocimiento de la persona y las enseñanzas de Jesús en todo su desarrollo como persona divina y humana sintiéndolo vivo a través de los Sacramentos de iniciación. El Colegio ofrece la posibilidad del Bautismo, Reconciliación y Comunión a quien necesite y desee este encuentro profundo con Cristo.

Las familias acompañan este crecimiento en la fe, que los niños van viviendo a lo largo de su formación, para ir en busca de una educación integral de los valores, permitiendo la madurez en todas sus dimensiones (mente, voluntad, afectividad, espiritualidad).

Para este fin cada grado tiene su Celebración especial donde la relación familia-escuela, se estrecha con Cristo.

El Nivel Medio el objetivo general de la Catequesis es invitar a los alumnos a un encuentro personal con Jesús, con ellos mismos en su interior y con los demás. En este marco se busca  promoverlos en su crecimiento integral como personas y acompañarlos en su camino en la Fe.

 

Los objetivos centrales de las actividades son:

• El conocimiento y comprensión de las Verdades de la Fe, 

• La iniciación en la oración personal y comunitaria, 

• El conocimiento y meditación de La Palabra De Dios

• La Participación en las Celebraciones Litúrgicas y Sacramentales,

 

Celebraciones del Nivel Inicial:

La idea de Jesús amigo y María como nuestra Madre del cielo acercan a los más pequeños a la imagen de un Dios cercano, hecho hombre que nos ama y nos asiste.

En Sala de 5 la Entrega del Ángel de la Guarda completa este acompañamiento a través de los enviados de Nuestro Padre para cuidarnos y guiarnos.

 

Celebraciones del Primer ciclo: 

En 1º grado la Celebración se centra en la Entrega del Padre Nuestro por la cual Jesús nos enseña a rezar y a llamar “Papá” a Dios, reconociéndolo como Padre Bueno que nos crea, nos ama y nos cuida. Y también aprenden a comunicarse con Él a través de la oración.

En 2º grado se celebra la Entrega de la Virgen María, Madre de Dios y Madre nuestra. Se la reconoce como Madre que escucha la oración de sus hijos, admirando su bondad y valorando sus virtudes. Se busca introducir la piedad y el gusto por la oración y participar de las celebraciones marianas.

A mediados del 3º grado se hace la solemne entrega del libro de la Palabra de Dios: La Biblia, por medio del cual Dios se comunica con los hombres. El objetivo principal es valorar la Palabra de Dios, respetar el Libro de las Sagradas Escrituras y despertar el deseo de poner en práctica el mensaje que Dios nos brinda .

Hacia el mes de Octubre se lleva a cabo el Sacramento de la Reconciliación, viviéndola como la Fiesta del Encuentro con un Dios Misericordioso que nos perdona; aprendiendo a arrepentirse y celebrando el sentirse amados y perdonados.

 

Celebraciones del Segundo ciclo:

La Celebración por excelencia más motivadora es la 1° Comunión en 4° grado, hacia el mes de Noviembre en la Parroquia Corazón de Jesús. Todo el año los encuentros catequísticos se desarrollan en “clave litúrgica”, entendidos como celebraciones del Misterio de Jesús. Esta fiesta de la Eucaristía es vivida con gran alegría por toda la Comunidad Educativa. Las familias y la Comunidad docente participan activamente en la preparación de este Sacramento. El Padre Marcelo Gianneri es quien acompaña espiritualmente toda el área pastoral del Colegio.

En 5° grado la Celebración más importante es recibir la medalla de la Virgen de la Medalla Milagrosa. Esta virgen está íntimamente relacionada con San Vicente de Paúl porque María se le aparece a Santa Catalina Labouré, religiosa vicentina, razón por la cual su hermosa imagen se encuentra sobre el altar de la Capilla del Colegio. María nos acompaña y nos lleva a Jesús, sus brazos abiertos derrama sus dones y gracias por el amor de su Hijo. A ella acudimos como ejemplo de ternura y compasión.

Ya en 6° grado la Celebración principal es la entrega del Santo Rosario. A un paso de terminar el nivel primario, el rezo del Rosario genera en los niños la síntesis perfecta del Evangelio. María y Jesús quieren quedarse para siempre en cada familia a través del modelo de oración más profunda, el Rosario.

También se invita a las familias para que sean ellas quienes entreguen el rosario a sus hijos, como signo de ser los primeros catequistas y transmisores de la fe.

Llegados al final de la Primaria, en 7° grado, la Celebración principal es la entrega de la medalla del Espíritu Santo, con el objetivo de abrir el corazón para dejarse guiar por Él . En Pentecostés descubrimos que el Espíritu Santo siempre nos acompaña, nos impulsa al bien y a la verdad, nos empuja a rezar y a descubrir su presencia en nuestra vida.

 

Nivel Secundario

Sacramentos

Los Sacramentos y la Oración sostenidos por la Palabra de Dios, son el camino para crecer y perseverar en la fe. Dentro del proceso de fe propuesto a los alumnos, la preparación para la Vida Sacramental es central.

En 2º año en Nivel Medio tienen la posibilidad de completar los Sacramentos de iniciación, invitados a recibir la Confirmación. Cada uno de estos Sacramentos tiene una preparación específica, que en algunos casos se completa con actividades fuera del horario escolar. También se trabaja de manera especial con los padres de estos grupos, dándoles la posibilidad de prepararse para acompañar, vivir y celebrar junto a sus hijos.

 

Celebraciones Litúrgicas

Cada año tiene además, su celebración litúrgica específica, que responde a lo trabajado y vivido por el grupo a lo largo del año, como momento central dentro de su proceso y crecimiento en la fe. En el Nivel Medio:

1º año: El Antiguo Testamento

2º año: Jesús amigo y maestro

3º año: El camino de Jesús a la cruz.

4º año: Jesús, los demás y yo.

5º año: Mi proyecto de Vida.

 

Celebraciones en Comunidad

Otro objetivo de la catequesis es que los alumnos puedan sentirse parte de la pequeña comunidad que forman en su aula, así como de la gran comunidad que conforman en el colegio, para que puedan vivir, crecer y celebrar su fe como Iglesia. 

Es por eso que son muy importantes las celebraciones Litúrgicas y Eucarísticas, las Convivencias y Retiros como también las celebraciones comunitarias:

Se inicia y finaliza el año con una Misa de Acción de gracias.

Se toman del año litúrgico fechas centrales para celebrar todos juntos:

• Pascua

• Pentecostés

• Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa

• Corpus Christi

• Día del amigo: “Jesús amigo”

• Asunción de María

• Día de la Familia: “La Sagrada Familia”

• Misa de Egresados de 5to año

 

 

 

Retiros y Convivencias

A lo largo del proceso de desarrollo de la fe se invita a los alumnos, además de los encuentros sistemáticos de catequesis y las diferentes celebraciones litúrgicas, la posibilidad de participar en convivencias y retiros espirituales, según su edad.

Con esas actividades se intenta brindar a los chicos la posibilidad de realizar una experiencia fuerte de encuentro con ellos mismos, con sus compañeros y con Dios, en un clima de oración y silencio, de alegría y libertad, con una metodología dinámica y participativa, donde los alumnos puedan expresarse y celebrar su fe de una manera especial.

 

Nivel Primario:

Se realizan convivencias anuales de un día de duración en la Parroquia “Sagrado Corazón” donde los alumnos, guiados por sus catequistas y docentes, profundizan los valores cristianos con temáticas adecuadas a las diferentes etapas evolutivas.

Nivel Medio:

En Nivel Medio, además de las convivencias, los alumnos comienzan a participar de manera gradual de los retiros espirituales.Los alumnos de 4o Año realizan un retiro espiritual denominado Cenáculo. Este retiro tiene la particularidad de ser dirigido por un equipo formado por alumnos de 5to año, ex alumnos del colegio, docentes, catequistas y el sacerdote.

El objetivo de este proyecto es generar un espacio de acción y reflexión entre los alumnos y docentes dispuestos a trabajar para poder compartir la vida cristiana en comunidad dentro de la escuela.

Los proyectos formadores estarán orientados a la colaboración de los grupos superiores en las actividades de los grupos de alumnos más pequeños.

 

CONVIVENCIA

Duración: 1 día

Tema: Carisma de San Vicente de Paul

 

2º 

RETIRO/CONVIVENCIA

Duración: 2 días

Tema: Confirmación

 

3º 

RETIRO

Duración: 2 días

Tema: Iniciación al silencio y oración

 

CENÁCULO

Duración: 3 días

Tema: Encuentro conmigo mismo, con Dios, con los demás

 

 

RETIRO

Duración: 3 días

Tema: Proyecto de Vida

 

Instituto Carolina Estrada de Martinez: Sitio Oficial | Av del Campo 1653 | 45210258 | dac_icem@yahoo.com.ar